Esta noche Necaxa se despedirá de su afición al menos por un par de meses al finalizar su participación en el GUARD1ANES 2021 que terminó siendo uno de los peores torneos del equipo desde que se regresó al ascenso. Los refuerzos no terminaron por encajar, los jugadores no se asentaron en las 16 jornadas y el banquillo sufrió cambios, lo que terminó en un desastroso semestre. Hoy se tiene la oportunidad de cerrar dignamente el torneo cuando Necaxa reciba al Atlas en punto de las 19:30 horas.

Los Rayos no tienen nada por qué jugar en esta última jornada al ser los últimos de la general y ser eliminados desde hace varias semanas. Lo único que está en juego es el no tener la peor participación en torneos cortos desde el regreso del ascenso, Necaxa necesita ganar por dos goles para evitar ese negativo récord. La realidad es que el equipo no ha funcionado y parece que los jugadores piensan más en el siguiente torneo que en la actualidad, de las pocas cosas positivas es el posible regreso de Luis Ángel Malagón que estuvo fuera varias semanas por lesión en el brazo.

Del otro, Atlas se juega la vida en el torneo. De momento los rojinegros marchan en el octavo lugar de la clasificación con 22 unidades por lo que tienen que ganar forzosamente para asegurar su boleto en el repechaje y recibir el juego en casa. Si pierden podrían salir incluso del repechaje con una serie de combinaciones lo que les agregará presión y puede jugar en su contra.

Lo curioso es que Necaxa nunca ha perdido ante Atlas desde que se regresó a Primera División. De hecho, se suman 11 partidos seguidos sin perder ante los Zorros que sufren de una paternidad fuerte por parte de los Rayos. De los últimos cinco duelos, cuatro han terminado en victoria para Necaxa, la última vez que se jugó en Aguascalientes se terminó con empate a dos goles.

Por último, cabe destacar que la afición volverá a entrar a las gradas. Necaxa informó que las locaciones disponibles fueron agotadas así que se tendrá una buena entrada que será especial al ser la despedida por varias semanas de Necaxa que espera regresar más fuerte el próximo torneo.