El gobernador Martín Orozco Sandoval, expresó que los gobiernos visionarios como el que encabezó Héctor del Villar Martínez durante su gestión como alcalde de Aguascalientes de 1987 a 1989, han dejado grandes legados y son un referente para quienes se desempeñan dentro del servicio público.

En el homenaje póstumo que se ofreció en el segundo patio del Palacio Menor, refirió que fue un político que supo responder a las necesidades de su tiempo, para modernizar los servicios públicos en esta ciudad; el sistema de recolección de basura a través de contenedores, que sigue siendo la columna vertebral de todos los premios que recibe nuestra ciudad en este tema, fue un gran aporte de Don Héctor.

Recordó que durante su etapa como presidente municipal, tuvo la oportunidad de conversar con Héctor del Villar Martínez, quien en todo momento le compartió sus experiencias y siempre recibió de él su apoyo generoso, y destacó algunas obras sociales realizadas por el ex alcalde, como la eficiencia en el uso de los recursos públicos para hacer más con menos, y la creación del Centro de Integración Juvenil.

Consideró que el mejor homenaje que podemos hacer a Don Héctor, es seguir su ejemplo; no es solamente recordar su buena administración, o el ejemplo familiar, empresarial y la parte de entrega social, sino actuar con rectitud y todo aquello que sigue, siendo vigente y necesario hacerlo en cada una de nuestras acciones del día a día.

Por su parte la alcaldesa Tere Jiménez expresó que Héctor del Villar, se caracterizó por trabajar intensamente en la búsqueda de mecanismos de solución a problemas como la instalación de sistemas de agua potable en beneficio de 43 comunidades, así como la construcción de obras de pavimentación, banquetas y guarniciones, rehabilitación del alumbrado en delegaciones urbanas y rurales, entre otras acciones.

Mencionó que a lo largo de su administración se buscará trabajar siguiendo el ejemplo de este gran ser humano, quien promovió en todo momento ejercer su función con espíritu de servicio, transparencia y honestidad.

“Nos deja este gran legado de trabajar siempre con el corazón, sirviendo a los demás y que vamos a trabajar en estos tiempos por Aguascalientes como lo hizo él”.

Al término del acto protocolario, la señora María del Refugio Andrade del Villar, viuda y ex presidenta del Sistema DIF Municipal, realizó una guardia de honor junto con el gobernador y la alcaldesa capitalina; también participaron regidores, síndicos, ex alcaldes y familiares y amigos de Don Héctor.