Una riña entre internos del Centro de Reinserción Social para varones ubicado en la salida a Calvillo, se suscitó la tarde-noche de este martes generando alarma entre la población de la ciudad ante la magnitud del operativo en el que participaron elementos y unidades de todas las corporaciones policiacas del Estado.

Los hechos, sin embargo, arrojaron como saldo seis personas con lesiones menores que no requirieron atención hospitalaria, tras el enfrentamiento a pedradas entre los internos de dos módulos, generado por acusaciones mutuas de robo de artículos menores, entre sí.

En conferencia de prensa en Palacio de Gobierno, los secretarios General de Gobierno y de Seguridad Pública del Estado, Enrique Moran Faz y Porfirio Mendoza Sánchez, respectivamente, aseguraron que, tras el reporte de hechos, la eventualidad fue “desactivada en cuestión de minutos”.

Justificaron la copiosa presencia de patrullas y elementos de seguridad pública estatal, municipal y de las fuerzas armadas, ante la necesidad de cumplir los protocolos de seguridad al cien por ciento.

Asimismo, debido a que en ese tipo de hechos los enfrentamientos pueden ir incrementando su impacto; en el caso particular, se logró controlar la situación en cuestión de minutos, lo que permitió ir desalojando las guardias conforme las necesidades del momento.

Morán Faz explicó que el incidente involucró a internos de los módulos 5 y 6; en el primero hay 50 personas privadas de su libertad y en el segundo 248, ambas cifras por debajo de la capacidad instalada de cada módulo.

Aseguró que el enfrentamiento no mezcló el uso de armas de fuego, como se especuló al exterior del Cereso ni mucho menos dio lugar a una fuga de reos; “los Ceresos de Aguascalientes están en calma esta noche”, sostuvo el funcionario.

Por su parte, Mendoza Sánchez expuso que en el enfrentamiento los involucrados directos de la riña rompieron registros de instalaciones hidráulicas y tomaron piedras como proyectiles, que fueron las que causaron descalabros y golpes en 6 personas.

Reiteró que los Ceresos son seguros, si bien el incidente exige reforzar vigilancia en las próximas horas, en tanto “se descompresiona” el ambiente interno.