Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció un nuevo sorteo para el mes de diciembre en el que los participantes podrán ganar un “cachito” de playa en el estado de Sinaloa.
En conferencia, detalló que se trata de un terreno de 2 mil 500 hectáreas comprado durante el Gobierno de Felipe Calderón, por unos 120 millones de dólares, con la idea de desarrollar un complejo turístico.
Explicó que, al final, el proyecto resultó un fracaso, por lo que han intentado vender el predio, con la finalidad de recuperar algo de la inversión.
“En diciembre, estamos pensando que vamos a rifar un terreno a la orilla del mar en Sinaloa. Resulta que, pues está un poco apartado, está en los límites de Sinaloa con Nayarit, pero pagaron 120 millones de dólares por el terreno, y no hemos podido venderlo para obtener ese dinero”, refirió.
Sin comprador a la vista, López Obrador consideró que la propiedad puede fraccionarse con la finalidad de que puedan ser rifados los lotes.
“El que quiera tener su terreno de playa compra su boleto”, señaló.
Los recursos que se obtengan de la rifa, adelantó, serán invertidos en la construcción de la presa Santa María, que permitirá garantizar el riego para unas 40 mil hectáreas de la región.
Por otro lado, el Presidente anunció que impulsará una reforma de carácter administrativo que permita repartir entre las comunidades más pobres todos los bienes que son decomisados y que hoy se encuentran en bodegas.
“Estamos empezando unos Tianguis del Bienestar. Todo lo que se decomisa va a bodegas, hablamos de ropa, calzado, ventiladores, aires acondicionados, juguetes, muchas telas, muchas, y se rentan bodegas”, apuntó.