Autoridades del Instituto de Servicios de Salud del Estado reconocieron que la variante Ómicron ya lidera los casos en el estado. El titular del área, Miguel Ángel Piza Jiménez, detalló que de las mil pruebas COVID que se realizaran a diario en el laboratorio estatal, cerca del 50% de ellas son positivas y de ellas, el 90% corresponden a la nueva variante.

En rueda de prensa, el responsable del sector salud en el estado, adelantó que derivado del incremento en el número de contagios que se ha registrado a lo largo de las últimas semanas, los hospitales encargados de atender la eventualidad sanitaria, serán reconvertidos, ofreciendo 30 camas más. Adelantó que de ser necesario, se contratará a 200 personas más, entre enfermeros, médicos y especialistas, con la intención de mejorar la atención médica especializada.

Dentro de las personas contagiadas, ya se reportan alrededor de 14 niños hospitalizados por la pandemia, todos con comorbilidades. Derivado de la nueva crisis, precisó que no está descartado que las instalaciones de la Zona Militar abran de nueva cuenta como hospital ambulante, lo que vendría a reforzar las acciones de atención.

El titular del ISSEA confió que la ampliación del decreto que establece restricciones sociales, logrará que la situación del estado dentro del semáforo epidemiológico nacional mejore.

«La Federación autorizó la contratación de más personal médico, de especialidad y enfermería para estas áreas COVID-19 que habrán de ampliarse; en esta etapa, se tiene proyectada la contratación de por lo menos 200 especialistas de la salud», destacó.

¡Participa con tu opinión!