La Máquina sigue dando indicios de que puede pitar fuerte con los arreglos que tuvo el róster en las últimas semanas y este viernes dio una de las campanadas de la campaña al derrotar por amplia diferencia a los Sultanes de Monterrey como visitantes.

Más allá de la victoria, lo más impactante fue la diferencia pues la ofensiva del Riel salió inspirada con un Wilfredo Tovar magnífico produciendo seis carreras. En la tercera entrada Tovar inauguró la pizarra con un doblete profundo que dejó tres rayitas, Cordero con sencillo dejaría otra completando el ataque de cuatro para Aguascalientes.

El partido se definió en el quinto rollo gracias a un rally de ocho carreras más para Rieleros que inició Ángel Reyes con doblete que remolcó tres carreras. Reginatto y O´Conner produjeron una cada una llegando a ventaja de 0-9. Fue entonces que, con dos hombres en juego, Wilfredo Tovar desapareció la pelota por todo el jardín izquierdo sumando tres más en lo que era una paliza de 0-12.

Monterrey rompió el cero en la sexta con dos carreras, pero fue lo único que pudo hacer ante una buena actuación de los lanzadores del Riel. Para cerrar con la victoria, Abiel Amador remolció a Cordero con un sencillo sobre tercera base que selló el triunfo 2-13 para la Máquina.

Derek West se llevó la victoria lanzando 5.1 entradas en donde permitió un pasaporte, dos carreras limpias y cuatro imparables con seis chocolates a su colección mejorando su récord a 4-1 en lo que va del año. Este triunfo llena de confianza a Rieleros que le pudo ganar al mejor equipo de la zona de visita y esta noche buscará asegurar la serie para dar otro golpe sobre la mesa.