En un emocionante encuentro que dejó a los aficionados al borde de sus asientos, los Rieleros de Aguascalientes enfrentaron una montaña rusa de emociones en el Estadio Francisco Villa de Durango. Aunque arrancaron dominando el marcador con una impresionante serie de cuatro cuadrangulares en la segunda entrada, los Rieleros terminaron cayendo 8-7 ante Caliente de Durango en un espectacular juego de volteretas.

Los Rieleros desplegaron su poderío ofensivo temprano en el juego, con Ángel Reyes y Leonardo Reginatto liderando el ataque con jonrones consecutivos, seguidos de otro par de vuelacercas por parte de Ramón Ríos y Daniel Cornejo. Estos batazos dejaron el marcador 4-0, demostrando la fortaleza inicial del equipo visitante.

Sin embargo, el equipo local, Caliente de Durango, no se dejó intimidar y comenzó a recortar distancia desde la parte baja del segundo inning. Pese a la ventaja inicial, el abridor de los Rieleros, Juan Carlos Ramírez, enfrentó dificultades en el montículo, permitiendo a Durango voltear el marcador 5-4 en la tercera entrada.

Los Rieleros reaccionaron en la parte alta de la quinta entrada, añadiendo dos carreras más gracias a Reginatto y Ríos, para retomar brevemente la ventaja 7-5. Pero el ímpetu de Durango siguió presente, igualando el encuentro 7-7 con un jonrón de José Manuel Orozco en la octava entrada.

El clímax llegó en la novena entrada cuando James Nelson, con una actuación destacada de 3-4 en el plato, conectó un decisivo batazo que terminó contra la cerca del prado central, impulsando a Rifaela para darle la victoria a Durango con un marcador final de 8-7, dejando a los Rieleros con un sabor agridulce tras un juego tan disputado.

Los Rieleros buscarán revancha en el próximo partido, programado para este miércoles a las 7:35 pm, donde Ulises Joaquín tomará el montículo por Aguascalientes.