Tras advertir que el rezago educativo también impacta negativamente a la economía y al entorno social, el gobernador Martín Orozco destacó el impulso de las nuevas tecnologías, la movilidad estudiantil, los idiomas y los modelos de formación dual, cuyos beneficios se observan en los alumnos egresados.

Citó que de acuerdo a la OCDE, un año más de escolaridad representa un crecimiento del PIB del 4 al 7%; destacó que su gobierno no escatima recursos para ir a la vanguardia en educación, ni en salud, y prueba de ello es que para estos dos rubros, se canaliza alrededor del 50% del presupuesto estatal, porque “en Aguascalientes, no se invierte en frivolidades”; ello significa 12 mil 500 millones de pesos.

Ponderó la construcción de 25 planteles en todos sus niveles, y de éstos 16 están en el Oriente de la ciudad, lo que ha contribuido a fortalecer el tejido social de esta zona; ejemplificó la Universidad Tecnológica Metropolitana y el Bachillerato Militarizado.

En el marco de su Cuarto Informe de Gobierno, subrayó que la educación está centrada en formar a los mejores profesionistas de México con las herramientas necesarias para competir en cualquier lugar del mundo.

Reconoció que la pandemia no ha sido fácil para nadie y mucho menos para la actividad educativa, los maestros, los estudiantes y las familias. Por ello, agradeció el esfuerzo realizado por alumnos, magisterio y padres de familia; “las mamás ya no sólo se encargan del hogar, sino de la educación a distancia de sus hijos, lo que significa un esfuerzo doble”.

Mencionó que en este sexenio se inició la gran transformación del sistema educativo con el bilingüismo, las tecnologías, la movilidad académica y los modelos duales. “Hoy los maestros se capacitan en países como Canadá, lo que ha permitido tener 165 planteles públicos de educación básica bilingües en Aguascalientes”.

En la UTMA, sede del evento, hay cerca de 500 estudiantes y se prevé que alcance una matrícula de al menos 4 mil alumnos en cuatro años.