La calidad de la vivienda en Aguascalientes destaca por encima de la que se construye en otras partes del país, tanto en los materiales utilizados como en los metros construidos, lo que permite elevar la calidad de vida de las familias, aseguró el presidente de la Cámara Nacional de Desarrolladores de Vivienda, Juan Carlos Rodríguez García.

Tener casas en las que se cuenta con al menos 55 metros cuadrados de construcción, independientemente de la extensión del terreno, coloca a Aguascalientes como la entidad número uno en el país, en donde más familias viven con mejor calidad de vida y en mejores espacios, es decir, es el estado donde menos casas pequeñas existen.

Además, también es de los estados en donde las viviendas tienen garantía en cuanto a su construcción y uso de materiales, pues de acuerdo con la encuesta de vivienda realizada por el INEGI, es de los lugares donde menos problemas se tienen por filtración o humedad, y es que la impermeabilización de las casas nuevas se lleva a cabo, aunque el reglamento del Infonavit no lo exija.

Por el tipo de construcción y debido a que las familias tienen la oportunidad de elegir la casa de acuerdo con las necesidades inmediatas, también es este estado, uno de los primeros cinco en donde menos necesidad se tiene de remodelar las casas; “somos de las entidades con más baja necesidad de arreglar la casa, esto quiere decir que tanto la construcción, su estructura y los materiales que se utilizan son los óptimos”.

No obstante, la falta de subsidio que se viene arrastrando de 2017 a la fecha ha limitado la venta de casas nuevas que ha ido decreciendo, pues mientras hace cuatro años se llegaron a colocar 10 mil 314 viviendas en el estado, para el 2020 se alcanzaron a vender sólo 7 mil 448, aunque el estar en medio de la pandemia puede influir, de ahí que si el comparativo se hace con 2019 la baja también es considerable con 8 mil 314 viviendas colocadas. En tanto que en este año hasta el mes de julio iban 4 mil 828 casas vendidas.

Aun así, el rezago en materia de vivienda es bajo comparativamente con otras partes del país, pues mientras el promedio es de 27.54%, en lo local es apenas de 5.29, “nosotros traemos apenas un rezago de 17 mil 964 viviendas. Tememos casas con al menos dos habitaciones, con todos los servicios y con menos pisos de tierra, lo que quiere decir que no sólo tenemos menos rezago habitacional, sino que las casas están en condiciones habitables”.

El tema ahora es que el grueso de la población derechohabiente no está en condiciones de adquirir una casa, esto debido al retiro del subsidio hace ya casi cuatro años, y es que al ganar apenas entre 2.7 UMAS, es decir, alrededor de 7 mil 400 pesos mensuales, no les alcanza para comprar por sí mismos una casa a crédito, a menos que quieran sumarse a alguno de los productos que ofrece el Infonavit que consiste en sumar el crédito de otra persona, esposa o esposo, familiar o amigo, para poder adquirir una vivienda al menos de 400 o 500 mil pesos.

¡Participa con tu opinión!