Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Siete de cada 10 alumnos con discapacidad, de origen indígena o de comunidades apartadas sufre rezago en su aprendizaje debido a que el Gobierno no ofreció un modelo educativo incluyente para continuar con la educación a distancia, advirtió la organización Mexicanos Primero.
En conferencia de prensa, investigadores y docentes coincidieron en que la estrategia oficial, basada en el Programa Aprende en Casa, no ofreció un modelo incluyente para que grupos vulnerables continuaran con sus lecciones.
Katia Carranza, investigadora de la asociación, explicó que en el estudio de campo participaron 2 mil estudiantes, de 10 a 15 años, del Programa Nacional de Becas para el Bienestar Benito Juárez, que abarcó a alumnos de primarias y secundarias públicas del País.
Detalló que se aplicaron ejercicios y se observó que siete de cada 10 niños o niñas con discapacidad no pudieron comprender un texto de cuarto grado y, en la misma proporción, no pudieron contestar un problema matemático. Lo mismo ocurrió con hablantes de alguna lengua indígena.
Carranza dijo que per sé, en actividades presenciales en la pre-pandemia se tenían pocos apoyos, por lo que la estrategia federal los marginó aún más.
En sus tres etapas, refirió, sólo el 2.4 por ciento de los programas de TV se realizaron en lenguas indígenas. Y se publicaron 120 materiales multilingües en la web y de los 10 mil 257 programas que se transmitieron en total, sólo 775 contaron con intérpretes de Lengua de Señas Mexicana.
Por su parte, la maestra Concepción Fernández indicó que la educación se vio interrumpida porque no todas las familias contaron con recursos tecnológicos y los estudiantes con discapacidad requerían apoyo específico para el desarrollo de las tareas.

¡Participa con tu opinión!