Diego Martínez
Agencia Reforma

CDMX.- Cualquier persona podría pensar que un campeón del boxeo mundial tiene su vida resuelta, pero ellos también sufren.
El mexicano Rey Vargas, monarca del orbe en peso Supergallo, cumplió esta semana un año de haber subido por última vez al ring, y eso poco a poco empieza a desesperarlo.
Lleva 34 peleas como profesional y está invicto, pero eso de nada le sirve en este momento. La pandemia del COVID-19 le ha modificado el ánimo y los planes.
– ¿Para cuándo planeas regresar al ring?
“Ya cumplimos un año sin pelear, y el cual a mí me entristece y me da impotencia, pues es algo que ningún boxeador, y menos un campeón del mundo, quiera. Lo que yo quiero es estar arriba del ring defendiendo el título.
Vargas, de 29 años, derrotó a Tomoki Kameda el 13 de julio de 2019 y después de eso no tuvo actividad. Trabajaba para Promociones del Pueblo y estaba peleando en Estados Unidos con el apoyo de Golden Boy Promotions. Se acabó la relación y firmó con PBC (Premier Boxing Champions).
“En lo que la empresa (Promociones) aceptaba que ya no tenía un vínculo conmigo, en lo que aceptaba que yo había cumplido con todas las normas y en lo que yo cambiaba de empresa, a la mejor opción, y gracias a Dios se dio y a principios de año firmamos con una nueva empresa, con PBC y ya estamos a la brevedad, en pláticas, ya se están abriendo puertas”, expresó el monarca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en una charla virtual con los medios de comunicación.
Ahora, con PBC está a la espera de verse calendarizado con una fecha para pelear.
“Teníamos fecha pactada, antes de la contingencia, pero se presentó esto, y estaba para marzo o abril, después mayo o junio, y dada la situación eso se vino abajo, lo que se tenía”, dijo el boxeador.

ASÍ LO DIJO
“Extraño estar arriba del ring, y me da melancolía de estar tanto tiempo inactivo”.
Rey Vargas, campeón Supergallo CMB