Por Francisco José Aceves Díaz

Para ti amigo lector:

Es el género musical de moda, es cosa de prender la radio o agudizar el oído al ir caminando por la calle para darse cuenta que esta en todos lados, estamos hablando del reggaetón, amado u odiado por sus ritmos pegajosos y sus letras simplistas y en ocasiones misóginas. Puerto Rico siempre ha tenido un papel predominante en esta cultura musical, ya que es lugar de nacimiento de muchos intérpretes del género que hoy son artífices del cambio en la isla.

El Gobierno de Puerto Rico, encabezado por Ricardo Rosselló, jamás imaginó que encontraría el final de forma abrupta a su mandato de gobernador de la mano, o mejor dicho, al ritmo del reggaetón. Y es que tras varios días de protestas ininterrumpidas a lo largo y ancho de la isla que pedían la renuncia del gobernador, las cuales estaban encabezadas por los músicos Bad Bunny, Residente, Ricky Martin, entre otros.

Pero ¿qué detonó éstas movilizaciones sociales? La filtración de los mensajes del gobernador Rosselló en los cuales usaba términos machistas y homofóbicos en contra de sus rivales políticos y uno que otro personaje público, como Ricky Martin por ejemplo. Esto provocó que la gente salga a las calles a exigir su renuncia, y ha causado el regreso de artistas internacionales a la isla para unirse a las manifestaciones poniendo en pausa sus carreras.

Aunque si bien la protesta gira en torno a la renuncia por causa de los mensajes filtrados, muchos analistas coinciden que sólo fue la gota que derramó el vaso, ya que su deficiente manejo tras el paso del Huracán María, las redes de corrupción a los que se le vinculan, y su promesa incumplida de sacar adelante a Puerto Rico de la profunda recesión económica de la que se encuentra.

Ahora te pregunto: Si yo te hubiera dicho a principio del año que Bad Bunny, Residente y Ricky Martin encabezarían un movimiento que llevaría a la caída del gobernador de Puerto Rico ¿me lo creerías?

E-mail: acepaco3@hotmail.com

Twitter: @aceves_paco