Jorge Ricardo
Agencia Reforma

VILLAHERMOSA, Tabasco.- Después de meses de confrontación y señalamientos cruzados, el Presidente Andrés Manuel López Obrador convocó ayer a todos los Gobernadores del País en su tierra.
Frente a la Laguna de las Ilusiones, mientras comían empanadas, croquetas de camarón, robalo, ceviches y chilpacholes, pactaron unidad y la reactivación de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago),
Después de las sesiones de los consejos de Protección Civil y Seguridad Pública, en las que el único ausente fue el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro (MC), el Presidente agradeció a los presentes.
«Fue un encuentro de unidad, de poner por delante el interés general, el interés del pueblo, el interés de la nación, y además aquí, en mi estado, en mi tierra, en mi agua, muchas gracias», dijo.
El priista Omar Fayad estaba eufórico: «la Conago arranca hoy una nueva etapa histórica, volvemos a estar todos juntos».
«Yo soy federalista, con o sin Alianza», manifestó el Gobernador de Nuevo León, Samuel García (MC).

¡Participa con tu opinión!