La Dirección de Regulación Sanitaria emprendió un operativo intensivo por cada uno de los 11 balnearios de tamaño mediano y grande que prestan el servicio en los diferentes municipios del estado, a fin de que en esta Semana Santa no sean un foco de contaminación e infección para los usuarios.
Octavio Jiménez Macías, director de Regulación Sanitaria, señaló que los Balnearios están siendo revisados en sus condiciones sanitarias, porque son un espacio de alta afluencia de personas durante los Jueves, Viernes y Sábado Santos, motivo por el cual se revisan las instalaciones y se toman muestras de agua de las albercas.
Asimismo, se revisan las bitácoras de mantenimiento de limpieza de las mismas para que estén en óptimas condiciones, así como la utilización de fungicidas para evitar el contagio de hongos en los pies, lo cual suele ser muy común en las albercas. También se revisa el tipo de alimentos que se expenden en esos balnearios, incluso si comercializan bebidas alcohólicas se toman muestras en ese sentido.
El personal de Regulación Sanitaria ha encontrado deficiencias en cuanto al servicio de mantenimiento en los balnearios revisados, situaciones que deben ser corregidas de modo inmediato si quieren abrir al público, así como deben aplicar fungicidas para evitar el contagio por hongos en los pies, y esto implica sanitizar baños, pasillos y todas las zonas que tengan contacto con los pies.
Agregó que los propietarios no dan mucha importancia a la sanitización de ese tipo de áreas, pero ahora aquí tendrán que hacerlo de modo constante para evitar esos problemas.
En los municipios del norte existen seis balnearios en los municipios de Cosío, Tepezalá, Rincón de Romos, Pabellón de Arteaga, Asientos y San José de Gracia, también hay dos de tamaño grande en Calvillo, y en la ciudad capital el de Ojocaliente en sus dos versiones, el Balneario de Valladolid, así como se verifica si Mundo A está funcionando.

¡Participa con tu opinión!