Una vez que Aguascalientes dejó de ocupar el último lugar en letalidad por COVID-19, el sector salud local trabajará con estrategias nuevas que deberán implementarse en los hospitales, “estamos revisando protocolos de tratamiento para que la tasa de mortalidad siga siendo la menor posible en el estado”, expresó el secretario de Salud, Miguel Ángel Piza.

Lo anterior, luego de dar a conocer que se sumaron otros 3 varones a la lista de fallecidos, de 38, 58 y 76 años de edad, con los que ya son 127 que han perdido la vida por esta causa, y resaltó que de los 2 mil 591 positivos al virus, ya han recuperado su salud 1,135 personas, y de esa misma cantidad quedan 189 casos sospechosos.

Pero además, de las 10 mil 550 pruebas realizadas hasta las últimas 24 horas pasadas, han resultado negativos 7 mil 770 personas, “ya no somos segundo lugar en pruebas tomadas, hay otros estados que están utilizando la estrategia muy parecida a la de Aguascalientes, tenemos 713 pruebas por cada 100 mil habitantes”.

En cuanto al comportamiento de los que están hospitalizados, refirió que son 46 muy graves de los cuales 32 están en el IMSS, 8 en el sector salud local y 6 en el ISSSTE; en tanto que son 43 muy graves y de éstos son 29 los pacientes del Seguro Social, 13 en el Hospital Hidalgo y 1 más en el ISSSTE.

De acuerdo al informe técnico, el comportamiento de pacientes positivos, refiere que sigue siendo el grupo de personas entre los 20 y 59 años de edad, y la mortalidad ha ocurrido en más en personas de entre 55 y 70 años, repitiéndose en la mayoría de los casos las comorbilidades como la hipertensión, diabetes, obesidad e insuficiencia renal.

Cuestionado en cuanto al uso de plasma, Piza Jiménez aseguró que en el Hospital Hidalgo ya tienen en congelación, producto de donaciones de personas que han superado el COVID-19, pero se sigue en espera de que la Cofepris avale el protocolo de aplicación para iniciar con las pruebas de tratamiento en 1 o 2 semanas más, para favorecer a los pacientes graves.