Por Rubén Torres Cruz

Solo el uno por ciento de las 12 mil 500 gasolineras en el país, son sometidas a revisiones exhaustivas semanalmente para verificar que despachen litros completos.
Durante la rueda de prensa ofrecida en Palacio Nacional por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, acompañado del director de Pemex, Octavio Romero y del titular de la Profeco, Ricardo Sheffield Padilla, indicaron que se aplicarán sanciones estipuladas en la ley para quien cometa irregularidades “que afecten a la economía popular”.
De acuerdo a datos de la Procuraduría Federal del Consumidor, de manera aleatoria cada semana son visitadas 125 gasolineras a lo largo y ancho del territorio nacional, en la que se verifica que el software con el que opera la bomba despachadora no registre anomalías, que se vendan litros completos y que los precios exhibidos sean respetados. En promedio, la revisión por establecimiento alcanza las tres horas. En lo que va del año, la Profeco ha detectado que 11 de cada 100 estaciones de servicio, ofrecen litros incompletos.