Staff
Agencia Reforma

CDMX.- Con un debut en taquilla de EU de 70 millones de dólares, Rápidos y Furiosos 9 destronó a Un Lugar en Silencio Parte 2 como la mayor apertura desde la llegada del COVID-19.
De la película estelarizada por Vin Diesel, sorprendió que su lanzamiento, con cines con aforos reducidos, tuvo cifras similares a las de sus entregas anteriores, cuando las salas no conocían el coronavirus.
F9 tiene una ligera ventaja sobre el spin-off de 2019 de la saga, Hobbs & Shaw, que generó 60 millones de dólares.
Dirigida por Justin Lin, la cinta de acción con persecuciones en auto ya ha amasado 404 millones de dólares en todo el planeta.
En su mira está el título hollywoodense más exitoso del año, Godzilla vs. Kong, que tiene 442 millones de dólares.