En un “picadero” que se ubica en la colonia La Fortuna, en el municipio de Calvillo, fue detenida, por policías preventivos y policías estatales del Grupo de Operaciones Especiales, una mujer que se dedicaba a la venta y distribución de droga. Le aseguraron un envoltorio conteniendo 11 gramos de metanfetamina.
Quien ya se encuentra bajo investigación en la Unidad de Combate al Narcomenudeo de la Fiscalía General del Estado es una mujer identificada como Beatriz Adriana, de 36 años.
Todo se originó a raíz de un reporte ciudadano, donde se informaba que, en una casa abandonada que se ubica en la calle Enrique Olivares Santana, en la colonia La Fortuna, en el municipio de Calvillo, constantemente se reunían dos mujeres y algunos sujetos identificados como viciosos, con la finalidad de consumir droga.
En el mismo reporte, se indicaba que, aparentemente, eran las dos mujeres las que se dedicaban a la venta y distribución de narcóticos.
Con esta información, se implementó un operativo de vigilancia en el que participaron policías preventivos de Calvillo y policías estatales del Grupo de Operaciones Especiales.
En determinado momento, los oficiales detectaron a una mujer que ingresaba a dicha vivienda abandonada. Sin embargo, al percatarse de la presencia de las patrullas, intentó escapar corriendo, pero metros más adelante fue detenida.
La sospechosa se identificó como Beatriz Adriana, a la cual, al momento en que la sometieron a una revisión corporal, le encontraron entre sus pertenencias un envoltorio conteniendo 11 gramos de metanfetamina.