José de Jesús López de Lara

Un fuerte golpe al narcotráfico fue el que dieron policías estatales, agentes del Grupo Anti Narcóticos de la PDI y policías preventivos de Calvillo, al asegurar un narco laboratorio que fue localizado en un rancho del municipio de Calvillo, así como una finca donde se almacenaban casi 50 kilos de marihuana.
Aunque no hubo personas detenidas, ya los agentes federales de la Fiscalía General de la República en Aguascalientes se están encargando de realizar las investigaciones correspondientes, a fin de identificar y detener a las personas que están relacionadas con estos hechos y que aparentemente son originarias del estado de Zacatecas, con centro de operaciones en los municipios de Jalpa, Nochistlán y Juchipila, Zacatecas; así como en Calvillo, Aguascalientes y en Teocaltiche, Jalisco.
Fue mediante trabajos de inteligencia llevados a cabo por policías estatales y policías preventivos de Calvillo, a raíz de varios arrestos de personas que fueron sorprendidas con narcóticos en su poder, que se logró conocer que en la zona serrana de Calvillo operaba una banda delictiva de Zacatecas, que se dedicaba a la elaboración y distribución de droga en esa región.
Posteriormente, mediante trabajos de investigación que se prolongaron por varias semanas, los agentes del Grupo Exterior “Calvillo” de la PDI y policías de investigación Anti Narcóticos de la FGE, se logró ubicar dos predios donde aparentemente se fabricaba droga sintética y se almacenaban narcóticos.
El Juzgado de Control y Juicio Oral Penal del Segundo Partido Judicial con sede en el municipio de Calvillo, otorgó órdenes de cateo para ambas fincas.
Fue el pasado fin de semana, cuando se implementó un operativo especial en el que participaron más de 50 policías estatales del Grupo de Operaciones Especiales, policías preventivos de Calvillo, agentes de la Policía de Investigación, agentes del Ministerio Público de la Unidad de Combate al Narcomenudeo de la FGE y peritos de la Dirección de Investigación Pericial.
De esta forma, inicialmente se llevó a cabo un cateo en un rancho que se ubica en la carretera estatal No. 17 que conduce al poblado de La Panadera, Calvillo, muy cerca de la comunidad de La Teresa.
En ese lugar fue “reventado” un predio donde estaba un laboratorio clandestino en el que se producía droga sintética conocida como metanfetamina. Se aseguraron precursores químicos, utensilios y equipo que era utilizado para la elaboración de “cristal”.
Posteriormente, se llevó a cabo otro cateo en una finca ubicada en la calle Tepezalá, en el poblado de Jáltiche de Arriba, municipio de Calvillo, donde se localizaron y aseguraron cuatro costales que contenían 48.90kg de marihuana.
Cabe destacar que en este operativo no hubo personas detenidas y ambas fincas fueron aseguradas por la FGE. Mientras tanto, la marihuana asegurada fue trasladada a la FGR en Aguascalientes, donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación, quien se encargará de continuar con las investigaciones de ambos casos.