Manuel Alejandro Alvarez Torres 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: Distintas entregas de dinero en efectivo por parte de capos del narco como Arturo Beltrán Leyva y Sergio Villarreal, «El Grande», a la campaña presidencial del PRD encabezada por Andrés Manuel López Obrador, en 2006, son referidas por Anabel Hernández en su libro «La Historia secreta».

En la obra, de 340 páginas y 15 capítulos, que inicia circulación esta semana, y cuyos extractos se publican con autorización de Editorial Grijalbo, se afirma que en un encuentro sostenido por AMLO, acompañado por su encargado de seguridad entonces, Audomaro Martínez, recibió un maletín con dinero de manos de Villarreal.

Las afirmaciones proceden de testimonios anónimos que Anabel Hernández identifica como integrantes del Cártel de Sinaloa.

La autora asegura, conforme el testimonio anónimo, que AMLO sostuvo ese encuentro con «El Grande», en un hotel de Gómez Palacio, Durango, y ahí le entregaron dinero en una maleta.

«La cita fue en el discreto hotel ‘El Campestre’, ubicado en Boulevard Miguel Alemán 251, Las Rosas, en Gómez Palacio, en el mismo perímetro donde se había llevado el cierre de campaña, dado que la distancia que divide a Torreón de Gómez Palacio es una línea imaginaria.

«(‘El Grande’) entró a la habitación con la maleta que contenía el medio millón de dólares. El espacio era reducido y austero, solo un par de camas.

Pancho León hizo las presentaciones, él y AMLO agradecieron el apoyo que había habido, ‘todos estaban emocionados y agradecidos’, dijo el T5 (el informante anónimo así identificado por la autora) en la entrevista realizada para reconstruir los hechos para esta investigación periodística.

«Los asistentes se sentaron al borde de las camas y cruzaron algunas palabras más. No había sillones. ‘El Grande’ dijo que su compadre, Arturo (Beltrán), mandaba un regalo, que esperaba que todo saliera bien en las elecciones y que estaba a la orden. Entregó la maleta con dinero a López Obrador, quien agradeció el apoyo y pasó la maleta al general Audomaro.

‘Muchas gracias’, dijo AMLO, ‘saludos al señor'».