Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los tiempos y costos previstos por el Gobierno federal para el arranque y operación de la refinería Dos Bocas no se cumplirán, de acuerdo con un informe de Petróleos Mexicanos (Pemex) a su Consejo de Administración.

En dicho reporte anual, la empresa aseveró que las expectativas para la entrada de operación de uno de los proyectos insignia de la actual Administración deberán moderarse.

“Dado que de acuerdo con los compromisos establecidos en el Plan de Negocios 2021-2025 las pruebas y el arranque de la refinería deberían realizarse en 2022, será necesario una reformulación del caso de negocio del proyecto (…) para reajustar tanto el costo total de inversión como el tiempo de terminación”, se lee en el documento.

Al 31 de diciembre, según Pemex, el proyecto registra un avance físico-financiero de únicamente 19.5 por ciento, es decir, cuenta con menos de dos años para concluir el resto de las obras en su totalidad y cumplir con la meta establecida por el propio gobierno.

El Plan de Negocios de Pemex, presentado el 6 de abril, afirma que para terminar la obra en 2023 deberá invertir 45 mil millones de pesos este año y, si las condiciones lo permiten, otros 116 mil millones de pesos en 2022.

Apenas en noviembre de 2020 se formalizaron los contratos para la Fase II del proyecto, en la cual se consideran los relativos a la construcción de la planta Combinada, la planta de Coquización Retardada, las plantas de Hidrodesulfuración de Diésel, entre otras.