Gustavo García Olguin 
Agencia Reforma

CDMX.- Emilio Lozoya informó al Gobierno federal que pagó sobornos por 52 millones 380 mil pesos a legisladores del PAN, para que aprobaran reformas del Pacto por México.

El entonces Presidente Enrique Peña y el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, encabezaban directamente la estrategia.

Según su dicho, Videgaray le solicitó enviar 6.8 millones de pesos a Ricardo Anaya.

El panista fue presidente de la Cámara de Diputados cuando se discutió la reforma energética, del 2013 a marzo del 2014, y en mayo de ese año asumió el cargo de secretario general del PAN.

Ese dinero habría sido entregado el 8 de agosto de 2014 a una persona, cuya identidad no ha sido precisada, aunque hizo saber que existen dos números telefónicos con los que se tuvo comunicación para concretar la entrega.

Anaya fue presidente del PAN de agosto del 2015 hasta diciembre del 2017, cuando fue designado candidato presidencial.

Según esta versión, por medio de terceros, entre el 11 de diciembre de 2013 y el 21 de abril de 2014, Lozoya envió a legisladores panistas 52 millones 380 mil pesos.

Otros nombres mencionados como destinatarios son los entonces senadores Ernesto Cordero, ex coordinador de la bancada del PAN, y Salvador Vega, y los hoy Gobernadores de Querétaro, Francisco Domínguez, y de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca.

También es mencionado el senador José Luis Lavalle Maury, quien fue presidente de la Comisión de Administración del Senado.

A su secretario técnico, Rafael Caraveo, lo implica en la recepción del dinero.