Antes de que el desabasto de agua nos alcance y los estragos causen fuertes daños a la población, es fundamental aplicar medidas de prevención y solución, por lo que el reúso del agua es esencial, destacó el gobernador Martín Orozco Sandoval.

Ayer presentó al presidente Andrés Manuel López Obrador, el proyecto estratégico del Valle de Aguascalientes, Agua Segura, y solicitó el apoyo del Gobierno Federal para su ejecución.

Explicó que se busca remediar la mala calidad del vital líquido, su escasez y la sobreexplotación del acuífero.

“El agua es un recurso estratégico para el desarrollo de México y aquí queremos cuidarlo”, subrayó al puntualizar los siguientes beneficios: generación de energía, distrito de riego, uso industrial, fertilizante (lodos), bonos de carbono, recarga indirecta de los acuíferos, uso doméstico, recuperar áreas degradadas con el mejoramiento de suelos, uso recreativo y turístico.

“Aguascalientes requiere de opciones para optimizar el uso de agua y dar prioridad al agua para consumo; el reto es que las aguas recuperadas cubran el 60% de la demanda de agua en la entidad, de ahí la importancia de las plantas tratadoras no sólo para que el agua tenga uso de riego, el proyecto incluye la potabilización de la misma, para que los habitantes puedan consumirla”.

Ejemplificó casos de éxito como el Acueducto II de Querétaro, la Presa Yunal II, que está en desarrollo; y habló de las plantas de recuperación de aguas en países como Estados Unidos y Singapur.

Orozco Sandoval entregó al mandatario de la Nación el documento que detalla el Magno Proyecto, que bien pudiera ser replicado en otros estados con problemas de escasez del vital líquido.

“Sin agua no hay vida, es fundamental para el campo, para cualquier actividad productiva y en el ámbito social”.