Estephany de la Cruz
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-La entrega de vehículos nuevos se está retrasando hasta dos meses por la escasez de chips.
De acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) Jalisco, por la falta de este insumo los autos nuevos están tardando en llegar a las agencias entre uno y dos meses según el vehículo.
“Si el proveedor de este tipo de piezas, refacciones, no surte a las armadoras, obviamente las plantas no pueden producir aunque tenga el coche armado.
“Al no producir tampoco se puede surtir a los distribuidores y éstos tienen problemas con sus clientes por atrasar la entrega”, dijo Jorge Rodríguez López, presidente de AMDA Jalisco.
A esto se suma la falta de plásticos rígidos para el armado y autopartes, añadió.
Lo anterior también frena la reactivación del sector, pues pese a que la demanda se reactivó las ventas no se concretan porque no hay inventario disponible, indicó Rodríguez.
“En este momento podemos decir que debería haber un alza adicional de entre 5 y 10 por ciento, si hubiera inventario”, expuso.
Las marcas están buscando hacer preventas, informando al cliente que la unidad puede tardar hasta seis meses en llegar, ante la falta de producción, manifestó una especialista en la industria automotriz que pidió el anonimato.
“Yo creo que será dentro un año (cuando comience a normalizarse la fabricación); estoy hablando (que será) cuando inicie el segundo semestre de 2022”, indicó la experta.
Señaló que los vehículos han tenido un incremento en su costo de entre 3 y 8 por ciento, sobre todo aquellos de marcas asiáticas.