El secretario de Sustentabilidad, Medio Ambiente y Agua, Alfredo Alonso Ruiz Esparza, al comparecer con motivo de la glosa por el II Informe de Gobierno del Estado, informó que mediante monitoreo permanente para combatir el cambio climático, se emiten dos mil toneladas de dióxido de azufre, 14 mil toneladas de partículas provenientes de 110 fuentes fijas de competencia local y la calidad del aire se ubica en 76 Imecas.
Ante la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático de la LXIV Legislatura, el funcionario estatal señaló que los retos son rescatar el Río San Pedro, bajar la emisión de gases contaminantes, la implementación de energía limpia, reducir la contaminación de arroyos, especies amenazadas y protección de áreas verdes.
Ruiz Esparza respondió al diputado del PAN, Gustavo Báez sobre los impactos ambientales de las obras por los pasos a desnivel en avenida Colosio, Aguascalientes, Guadalupe Garza, López Mateos y el camino al Puente a San Ignacio, así como las medidas de compensación que se han realizado.
El secretario informó que por esas obras se ha retirado alrededor de 280 árboles, aunque se han realizado reforestaciones en parques aledaños y en el Rodolfo Landeros, El Cedazo. El 90% de las especies que se plantan han sobrevivido.
CIELO CLARO. Sobre el cuestionamiento legislativo de las empresas de Ugasa y Fogasa, Alfredo Alonso Ruiz Esparza dijo que próximamente se implementará el programa Pro-Aire, donde diversos sectores deberán asumir compromisos, como la reconversión de combustibles hacia el gas natural. Hoy en día se cuenta con cuatro casetas de monitoreo de calidad del aire.
Agregó que en esas cuatro casetas se mide el carbono, dióxido de azufre, partículas menores a 10 micras y 2.5 micras, apuntó que se requiere una más al oriente porque se lleva el desarrollo hacia aquel lugar; en cuanto a Granjas Fátima dijo que han presentado un proyecto con ganaderos para generar energía eléctrica a través del estiércol del ganado.
Ruiz Esparza mencionó que existe un diagnóstico puntual del Río San Pedro desde el municipio de San Francisco de los Romo hasta El Sabinal, con una extensión de 15 kilómetros, además dijo que dentro de las labores que se hacen en este río son limpias, con reforestaciones y la sobrevivencia de las especies depende del lugar donde se plante y que exista agua.
Por último mencionó que este 2018 ha llovido de manera atípica y abundante y ha generado problemas por el exceso del agua, por lo que ya se logró con la Conagua recursos adicionales para el arranque de las obras hidráulicas de Casa Blanca, mientras que habrá otro colector en la comunidad del Jagüey, Peñuelas.