El regreso a clases será paulatino, escalonado y voluntario, atendiendo a la realidad que se viva en cada plantel educativo y considerando las observaciones tanto de maestros como de padres de familia de cada escuela. Por lo que respecta al Instituto de Educación de Aguascalientes, se darán los lineamientos respectivos; los primeros surgieron ya en las reuniones de Consejo Técnico del viernes pasado y, en esta semana, habrá otro extraordinario para continuar con el tema.

Así lo expresó, en entrevista con El Heraldo, el director del IEA, Ulises Reyes Esparza, quien subrayó que, si bien el propósito es que las aulas comiencen a abrirse a partir del 7 de junio, no todas las escuelas lo harán al mismo momento, en el mismo horario y el mismo día.

El funcionario agregó que se estima que las primeras podrían ser las que se encuentran en el área rural, bi-docentes y multigrados, y, que posiblemente, tengan grupos con menos alumnos. De ahí que se pueda respetar un aforo por salón del 40 por ciento de su cupo total.

LOS PRIMEROS. Al referirse al ingreso escalonado, explicó que la idea es comenzar con los estudiantes que presenten algún rezago en su aprendizaje, que tal vez no se conectaron a las clases en línea o lo hicieron esporádicamente, por distintas causas, y serán incluidos aquellos que posiblemente tengan algún riesgo económico, social o afectivo, pues se tiene datos de la violencia creciente hacia los menores en este tiempo de pandemia.

Lo que está claro es que el IEA no obligará al reinicio de clases presenciales, insistió; antes bien, será el Consejo Técnico de cada escuela el que determine la viabilidad, de acuerdo con sus condiciones, porque son los maestros de cada establecimiento y los padres de familia los que conocen su realidad y posibilidades.

LAS CONDICIONES.

Para que una escuela pueda abrir sus puertas a alumnos y maestros, tiene que presentar condiciones óptimas:

  • Agua potable.
  • Electricidad.
  • Baños dignos.
  • Infraestructura funcional.

NO SERÁ OBLIGATORIO:

  • Llevar el uniforme.
  • Cuota de padres de familia. Sin embargo, se les podría pedir una colaboración en especie.

CONTRA EL REZAGO. Al referirse al ingreso escalonado, explicó que la idea es comenzar con los estudiantes que presenten algún rezago en su aprendizaje, que tal vez no se conectaron a las clases en línea o lo hicieron esporádicamente, por distintas causas, y serán incluidos aquellos que posiblemente tengan algún riesgo económico, social o afectivo.

“Si un papá o una mamá, en este momento, no quieren enviar a sus hijos, están en su derecho y será por razones justificadas, pero el proceso educativo no se va a detener. Algunos seguirán aprendiendo a distancia, mientras otros lo harán de manera presencial…”

Ulises Reyes, director del IEA.