Un aumento en la afluencia de usuarios del transporte público, de apenas un 5 a un 8%, registran los camiones urbanos desde que se dio el regreso a clases presencial, en semanas anteriores, por parte de la autoridad educativa, destacó el secretario general del Sindicato de Transportistas, Roberto Mora Márquez.
Afirmó que, debido a que fueron pocos los alumnos que retornaron a las aulas y hubo grupos muy reducidos en las diferentes instituciones educativas en la ciudad, es que no se ha tenido un incremento importante en la afluencia de personas que utilizan el transporte público.
Derivado de esa situación, indicó que, actualmente, opera el 85% del parque de camiones urbanos por toda la ciudad capital y sólo se dio un refuerzo en algunas rutas ante el ligero aumento en la afluencia de usuarios, “pero lo que buscamos es que no haya aglomeraciones en las unidades; entonces, donde vemos un poco de más de gente, se meten más unidades en ciertas rutas y se pueda guardar la sana distancia”.
Resaltó que, desafortunadamente, esta situación sigue repercutiendo en las ganancias económicas para los choferes y los concesionarios, dado que los ingresos tienen que al menos dar con los egresos. “Es una situación muy difícil, pero estamos en la línea y tenemos que buscarle”.
LA ESPERANZA. Sin embargo, Mora Márquez dijo que su esperanza está puesta en el arranque del próximo ciclo escolar, en espera de que se vea reflejado un poco más de incremento de usuarios, situación que habrá de definir la autoridad educativa estatal y de salud. Así pues, existe la posibilidad de que todo el personal educativo pueda regresar de manera presencial a las aulas a pesar de que los contagios por COVID-19 continúan.

“Desafortunadamente a muchas personas, como que ya no les interesa (…). No debe de ser así. Tenemos que estar con las medidas sanitarias siempre. Esto llegó para quedarse…”.Roberto Mora, Sindicato de Transportistas.