La directora del Instituto de Vivienda Social y Ordenamiento de la Propiedad del Estado, Gabriela Caudel, anunció que el 7 de diciembre se entregarán las primeras 100 unidades de vivienda social del actual Gobierno Estatal, después de años sin nuevas edificaciones de este tipo.
Explicó que los beneficiarios de estas casas empezarán a abonar sus créditos únicamente después de recibir las llaves, un modelo que pretende facilitar el tránsito de inquilinos a propietarios.
Adicionalmente, informó sobre la finalización de una casa muestra destinada a policías, fiscales, personal de protección civil y bomberos. Este proyecto busca incentivar a más trabajadores a sumarse a la iniciativa. La convocatoria para acceder a 100 viviendas adicionales ya está abierta.
Detalló que el plan es expandir la oferta a más de 500 unidades en 2024, en respuesta a la elevada demanda evidenciada por las 1,400 solicitudes ya recibidas.
El IVSOP también promueve un programa de instalación de tinacos para almacenar agua, con capacidad de 1,200 litros y completamente subsidiados, incluyendo la instalación. Este programa, dirigido a satisfacer la necesidad de almacenamiento de agua en las viviendas, tiene un límite de entre 700 y 800 tinacos, de un total de 2 mil 400 disponibles.
Caudel destacó el programa de autoconstrucción, que otorga créditos sin interés para mejoras domésticas, como la adición de cuartos, cocinas y calentadores solares. Estos créditos varían entre 5 mil y 50 mil pesos y se destinan exclusivamente a la compra de materiales. Con un presupuesto de 10 millones de pesos para 2023, se busca mantener este programa como un fondo revolvente, beneficiando a un mayor número de personas.
Para 2024, el instituto tiene como objetivo construir más de mil viviendas sociales, enfocándose en personas sin acceso a créditos convencionales. Caudel invitó a la población a acercarse al instituto para aprovechar estos programas y reafirmó el compromiso de proporcionar viviendas dignas y accesibles.