Claudia Salazar y Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 31-Mar-2022 .-Los ánimos se encendieron ayer en la Cámara de Diputados.
En medio de la discusión de reformas a la Ley General de Salud, en materia de salud mental, la tribuna fue tomada por las diputadas morenistas transgénero, María Clemente García y Salma Luévano, quienes en su exigencia de juicio político al panista Gabriel Quadri agredieron al presidente en turno de la Mesa Directiva, Santiago Creel.
Todo empezó cuando Quadri presentó una reserva referente a la atención a la niñez transgénero, a fin de impedir que se sometan a tratamientos antes de la mayoría de edad.
Luévano acusó a Quadri de seguir con su discurso de odio.
«El señor Quadri es un sinvergüenza, asesino. Recuerde que tiene hijos y familia, ahí se va a callar la boca».
Al responder, Quadri dijo «señor» a Luévano.
«Hago notar que el señor Luévano me está amenazando dentro del pleno y no da ningún argumento al tema que estamos tratando, sólo insulta y descalifica», expresó.
Lo dicho prendió una condena generalizada de los diputados contra Quadri.
La priista Cynthia López Castro exigió disculpas al legislador.
«Esto es una falta de respeto a la diputada, exijo una disculpa pública, es una falta de respeto a las mujeres, no podemos permitir que haya discriminación, no se puede dirigir como ‘señor’ a una mujer», planteó.
Presionado por su grupo parlamentario, Gabriel Quadri se retractó.
«Ofrezco una disculpa a la diputada Salma Luévano, reconozco que cometí una falta, un exceso retórico (…) y pido se retire mi expresión del Diario de los Debates», dijo.
Sin embargo, la diputada de Morena no aceptó las disculpas.
«No acepto la disculpa, no solo soy yo, somos millones. Por esos discursos de odio nos están matando. Ese asunto se va a tribunales, no tengo nada que hablar con ese señor», expresó.
Los reclamos siguieron en el pleno. Enojada, la diputada María Clemente García exigió que el panista Creel expulsara del pleno a Quadri y se le aplicara juicio político.
«Juicio político a Gabriel Quadri, no puede seguir aquí, fuera, fuera», dijo García, mientras sus compañeros de bancada corearon también «fuera, fuera».
Creel respondió que eso no era posible y mientras la petista Margarita García llamaba «miserable» a Quadri, y pedía que se le hiciera un antidoping, diputadas de Morena subieron a tribuna.
María Clemente arrebató el micrófono a Creel y gritó que tomaban la Mesa Directiva hasta que Quadri fuera expulsado.
«Retírese de la silla», dijo a Creel, jalándolo del brazo para levantarlo de su asiento y luego le puso el cuerpo enfrente.
El panista terminó por levantarse de su curul, mientras María Clemente le impidió de nuevo tomar el micrófono para conducir la sesión.
Por un momento, María Clemente hizo un ademán de berrinche, negándose a dejar el lugar a Creel, cuando Luévano trató de calmarla.
Abajo, Gerardo Fernández Noroña pedía calma y solicitó que le dieran «espacio al señor presidente».
Creel recuperó el micrófono y declaró un receso.
Al volver a la sesión, Luévano ofreció una disculpa a Creel a nombre de toda la comunidad transgénero.
Todos los grupos parlamentarios condenaron la agresión y la sesión se declaró nuevamente en receso y se citó al pleno para el próximo martes.
Una hora después, la diputada María Clemente se declaró independiente, porque, dijo, no toleraba la hipocresía de la oposición y menos la de Morena.

¡Participa con tu opinión!