Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) retiró el manual en el que pedía al personal judicial declarar sus relaciones “sexoafectivas” , argumentando que esa solicitud de datos privados no coincide con lo que los consejeros aprobaron en el pleno.
El secretario Ejecutivo del pleno informó lo anterior a Jesús Gilberto González Pimentel, del Sindicato de Trabajadores del PJF, según un comunicado de este último a los agremiados.
El órgano de la Judicatura había solicitado a todos sus servidores públicos declarar no sólo sus relaciones familiares y de pareja, sino también las “sexoafectivas”.
Se trata de requerimientos de información, que son parte de los esfuerzos para combatir el nepotismo en los juzgados de distrito y tribunales de circuito, ya ocasionaron resistencias y críticas al interior del Poder Judicial de la Federación.
El miércoles, el Pleno del CJF aprobó la habilitación del Padrón Electrónico de Relaciones Familiares, que obliga a que todo funcionario administrativo y jurisdiccional declare sus relaciones de parentesco y de pareja en un plazo de 30 días.
Desde el día siguiente de la aprobación, Juan Alberto Prado Gómez, secretario general del Sindicato Nacional de Renovación al Servicio de los Trabajadores del PJF, instruyó a sus agremiados a no proporcionar ninguna información.