Jesús Guerrero
Agencia Reforma

CHILPANCINGO, Guerrero.- Medio millar de campesinos de los municipios de Heliodoro Castillo y Coyuca de Catalán retuvieron a 40 efectivos del Ejército Mexicano y a un grupo de Policías Estatales en demanda de que el gobierno federal cumpla con la entrega de fertilizante.
“El gobierno nos dice dejen de sembrar amapola y les vamos a dar proyectos productivos, pero nos está chingando porque nos quitaron parte del Procampo y no nos dan el fertilizante”, reclamó un campesino a los militares.
Los labriegos llegaron en la comunidad de Puerto del Gallo, del municipio de Heliodoro Castillo (Tlacotepec) en donde se encuentra un campamento del Ejército y de las fuerzas estatales.
Una vez ahí rodearon a los militares y a policías y hasta anoche los mantenían retenidos.
Al frente del grupo de los soldados se encuentra un coronel.
Parte de las demandas principales de los inconformes de 27 comunidades de la Sierra es la entrega del fertilizante y que acuda a ese lugar el superdelegado del gobierno federal, Pablo Almícar Sandoval Ballesteros.
Los campesinos denunciaron que ya no quieren más promesas de las autoridades federales y estatales.
Sin embargo, hasta la tarde de ayer, ninguna autoridad se había hecho presente en el sitio para negociar con los manifestantes.
El pasado 11 de abril de este año, en la comunidad de Campo Morado, del municipio de Heliodoro Castillo, campesinos retuvieron más de 24 horas a efectivos del Ejército Mexicano.
En esa ocasión, los campesinos de Campo Morado y de otras localidades de esa zona de la Tierra Caliente, interceptaron a los soldados cuando presuntamente se dirigían a destruir un plantío de amapola.
El día 12 de abril, los militares fueron liberados luego de que funcionarios de los gobiernos federal y estatal, firmaron una minuta de acuerdos que establecía varios compromisos.
Parte de las promesas fueron que les cumplirían a las familias la entrega de proyectos productivos, rastreo de caminos, construcción de aulas escolares, reapertura de centros de salud y el fertilizante.
También que el gobierno federal les cumpla con la inclusión en la lista de beneficiarios en los programas sociales que tiene a su cargo la Secretaría del Bienestar.
Las familias se quejaron de que en las comunidades de la Sierra no han llegado los programas sociales que el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador ha puesto en marcha.
En el caso de las peticiones de carácter local exigieron que el Gobernador Héctor Astudillo les diera cumplimiento.
Pero días después, los comisarios de las comunidades dieron a conocer un comunicado denunciando el incumplimiento de esa minuta y amenazaron con realizar acciones de protesta.
Hasta anoche, el gobierno de Héctor Astudillo a través de su vocero, Roberto Álvarez Heredia no daba a conocer la versión oficial de estos hechos.