Sarai Cervantes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La fuga de talento hacia Estados Unidos es otro factor que explica la escasez de conductores de camión en México.
Debido a que las empresas de transporte pierden más teniendo unidades paradas en los últimos meses, éstas han mejorado las condiciones salariales de los operadores.
Carlos Canseco, director del director del Clúster para la Innovación Logística del Estado de Querétaro (CILQRO), dijo que un conductor en México antes de la pandemia ganaba entre 20 mil a 45 mil pesos al mes, dependiendo el tipo de camión y carga que movieran.
«Con la pandemia y la saturación en puertos los salarios de los conductores se han incrementado alrededor del 20 por ciento. Los estados del norte de México son donde se han incrementado exorbitantemente los salarios y en donde las empresas sufren más la fuga de operadores hacia Estados Unidos», detalló.
Para Israel Delgado, delegado de Canacar en Tijuana, Baja California, ante la alta demanda que hay de operadores, los salarios de los conductores de carga en el norte de México actualmente oscilan entre los 70 mil pesos y en algunos casos hasta los 100 mil pesos.
Detalló que los salarios de los choferes de carga se han incrementado en la frontera, ante la gran necesidad de transportar mercancías que salen de los saturados puertos de Long Beach y Los Ángeles, en Estados Unidos.
De acuerdo con la American Trucking Association (ATA, por sus siglas en inglés) Estados Unidos demandará 100 mil operadores más de los que tiene actualmente en 2023. Un conductor de camión de flotas privadas en la Unión Americana ganaba en promedio 86 mil dólares anuales antes de la pandemia.
Pero ante la escasez las empresas norteamericanas actualmente están ofreciendo salarios de hasta 100 mil dólares al año y un bonus solo por firmar el contrato, ante la falta de trabajadores para descargar y mover los productos.
El vicepresidente ejecutivo de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Refugio Muñoz, comentó que con la reactivación económica las empresas transportistas tanto mexicanas como norteamericanas han recurrido a ofrecer mejores sueldos y prestaciones con el objetivo de retener a los conductores.
Agregó que uno de los efectos que están padeciendo las empresas debido a la falta de conductores es tener equipo parado, «también eso las obliga a detener sus planes de inversión y de crecimiento ante la problemática de no tener quién mueva las unidades».

NUNCA DESCANSAS
Rocío Hernández, con 38 años de edad, y con 10 años de experiencia como operadora de camiones de carga indica que, si bien su salario puede en ocasiones alcanzar los 28 mil pesos mensuales, los sacrificios para desempeñarlo son muchos.
«Este es un trabajo en el que no tenemos horario, estamos lejos de casa largos periodos de tiempo y uno no siempre recibe el trato que se merece pese a la importancia que tiene nuestro trabajo. A veces ese mal trato viene de patrones y sus clientes», comentó.
Hernández es operadora de fulles desde hace más de cuatro años con Coca-Cola Colima.