El director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial, Alberto Aldape Barrios, señaló que ante la suspensión de actividades en giros comerciales, productivos y de servicios, es indispensable que los gobiernos Estatal y Municipal presenten sus programas de apoyo temporal de capital de trabajo por la contingencia sanitaria.

“Los empresarios deben buscar estrategias para hacerse de liquidez lo más pronto posible a través de negociaciones con sus clientes para un pago oportuno, aunque sea con un descuento, o bien entrar a esquemas de financiamiento de factoraje, lo más importante es contar con recursos para enfrentar los compromisos de las próximas cuatro semanas”.

El director del CIDE señaló que los empresarios deben ser innovadores en la forma en cómo prestan sus servicios o los productos que elaboran sin representar una situación de riesgo sanitario hacia sus trabajadores.

Aldape Barrios recalcó que los consumidores y los proveedores deben utilizar la tecnología para surtirse de lo que requieran y avanzar en formas de operación innovadores en esta sociedad.

En entrevista con El Heraldo, aseveró que si se restringe toda la actividad económica se podría afectar a muchos negocios luego de dos o cuatro semanas de cierre, algunos podrán aguantar hasta seis semanas, pero aquel que opera al día para mantenerse en vigencia difícilmente soportaría dos semanas.

Insistió en que los empresarios deberán ser muy innovadores y entrarle al servicio de entregas a domicilio lo más que puedan para seguir operando y acceder a ingresos que les permitan hacer frente a sus compromisos económicos.

“Además, los ciudadanos como consumidores deben asumir una actitud responsable, solicitándole a los negocios locales que les surtan los productos a domicilio, incluidos los restaurantes o compras de perecederos que permitan mantener en operación la economía local”, concluyó.