Un nuevo caso de extorsión telefónica se registró en Aguascalientes, la cual fue frustrada por la oportuna intervención de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.
Los hechos se registraron el pasado lunes a las 21:40 horas, cuando en el servicio de emergencias se recibió el reporte de una madre de familia que solicitaba apoyo, ya que presuntamente tenían secuestrada a su hija de 23 años de edad.
Una vez que elementos de la SSPEA tuvieron contacto con la mujer, indicó que había recibido una llamada telefónica en la que le solicitaban dinero para liberar sana y salva a su hija, ya que la tenían secuestrada. Agregó que trató de comunicarse con la joven, pero ésta no contestaba su teléfono celular, por lo que temía por su vida.
Al presumir que todo se trataba de una extorsión telefónica, los elementos policiacos procedieron a tranquilizar a la madre de familia y posteriormente se implementó un operativo que arrojó resultados positivos, luego de que la joven fue localizada ilesa en un cuarto del motel “Pedra”.
Cabe destacar que fueron los empleados de dicho establecimiento quienes reportaron sobre la presencia de una joven mujer, que había alquilado una habitación ella sola, pero la habían detectado llorando y bajo una fuerte crisis nerviosa.