Al dar cumplimiento a las observaciones hechas por la Dirección de Regulación Sanitaria del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), en torno a la suspensión del Rastro Municipal, el Ayuntamiento de Jesús María dio a conocer que la Secretaría de Servicios Públicos emprendió acciones para regular la operatividad del mismo con base en lo establecido en la legislación en materia de sanidad.

El primer edil de Jesús María, Noel Mata Atilano, sostuvo que es prioridad para esta administración ofrecer servicios de calidad a toda la población, por lo que de manera inmediata giró instrucciones para que el personal del Rastro Municipal mejore sus procesos en materia de sacrificio de animales.

De igual forma, precisó que dentro de los puntos atendidos, se instaló un cajón de aturdimiento para una insensibilización correcta e individual de los animales. Asimismo, explicó que previo al sacrificio, el animal se elevará de manera que el desangrado se lleve a cabo correctamente.

Por otro lado, y en relación al abastecimiento del agua, se procedió a la cloración de la misma para una mejor desinfección. También, sobre las rejillas y orificios del rastro, se instaló una malla para evitar la introducción de fauna nociva como roedores y palomas. Y cada sábado de fin de mes, se procederá a la fumigación de todo el lugar.

Finalmente, Mata Atilano refirió que la supervisión en todas las instalaciones de este centro de sacrificio, se llevará a cabo de manera constante, con el propósito de evitar caer en anomalías que pongan en riesgo la salud de las personas.