Se alista el sector restaurantero en Aguascalientes para reabrir sus puertas a la brevedad posible, comprometiéndose a adaptar medidas de prevención que permitan reducir riesgos de posibles contagios por COVID-19, entre comensales y empleados.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) en la entidad, Claudio Innes Peniche, precisó que lograron avances importantes en una reunión llevada a cabo entre autoridades municipales y del sector salud.

Aún sin fecha precisa para levantar sus cortinas, las cuales han permanecido cerradas durante las últimas semanas atendiendo la contingencia activada por el coronavirus, la posibilidad de que paulatinamente puedan comenzar a trabajar incluso antes de que concluya el mes es un signo alentador para el sector de los alimentos, uno de los más importantes en la generación de empleos.

El presidente de Canirac, reveló que la idea es que los restaurantes puedan abrir para trabajar al 50% de atención, implementando además tomas de temperatura a los clientes, ofrecer gel antibacterial, además de que a la entrada de cada establecimiento se deberá de contar con un tapete sanitizador, que tendrá que ser usado de manera obligatoria por los comensales; de igual modo, el personal de cocina y meseros deberán de contar con cubrebocas en todo momento, mientras que los utensilios deberán ser desinfectados de manera especial.

Innes Peniche reconoció que la presente temporada es la peor que han enfrentado los restauranteros, quienes en algunos casos lamentablemente ya no estarán en condición de poder trabajar. Sin embargo, será hasta que pase la pandemia cuando se conozca el grado real de las afectaciones al sector antes mencionado.

“La idea es estar listos para que al momento de que nos levanten la contingencia podamos nosotros abrir. No tenemos una fecha precisa pero pudiera ser relativamente en el corto plazo, ya no podemos perder tiempo”, sentenció.