El gremio restaurantero de Aguascalientes amplió al perímetro ferial, el programa para la atención y resguardo para mujeres que se encuentren en condición de vulnerabilidad, informó Claudio Innes Peniche.
El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), indicó que para cumplirlo los establecimientos cuentan con personal capacitado, pero sobre todo sensibilizado en el tema de casos de emergencia.
Dejó en claro que se trata de un programa diseñado y construido en sus diversas fases con la esperanza de que nunca se llegue a necesitar, como hasta ahora ha ocurrido, y esta visión es confiando en que no haya mujeres que sufran condiciones de riesgo, no por eludir la responsabilidad.
En entrevista, indicó que desde su puesta en marcha en la red restaurantera de la entidad, principalmente de la ciudad capital, no ha habido necesidad de instrumentar acciones para el resguardo de mujeres en condiciones de vulnerabilidad.
“Eso es importante porque la interpretación es que no ha habido necesidad de ello, si bien, más sustancial aún es que todas conozcan que, de necesitarse, pueden recurrir a los restaurantes y encontrar un apoyo para sacar adelante el difícil momento que atraviesan”.
En ese contexto, Innes Peniche destacó que, si bien la dinámica de la Feria de San Marcos y algunos excesos en que incurren las personas, podrían ser propicios para generar situaciones de riesgo para mujeres, también hay que reconocer que el perímetro es un lugar muy bien reguardado.
“Las autoridades han comisionado grupos especializados, de manera estratégica, que están conociendo situaciones que requieren atención y resolución, por lo que no ha habido necesidad de que los restauranteros entren al quite, sin embargo, estarían preparados para coadyuvar”, agregó.
Respecto del desarrollo de la Feria, recordó que los establecimientos de comida que funcionan en la Feria tienen un estrecho vínculo con Profeco para efecto de que se atiendan posibles abusos en precios, así como en calidad de servicios, por lo que los feriantes en general deben acudir confiados en que tendrán una buena experiencia y, en su caso, con quién quejarse de no haberlo logrado.