Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador no tiene valor moral para cuestionar el movimiento ni las decisiones del Frente Nacional AntiAMLO (Frena), señaló ayer Ricardo Mendoza, vocero de la organización en Yucatán.
“No es la persona que tuviera el valor moral o la manera de poder cuestionarnos a los ciudadanos, que finalmente somos sus patrones.
“Si nosotros como organización decidimos que nuestros dirigentes, por la edad, por una enfermedad, por problemas de cualquier índole tuvieran que dormir en otro lugar, pues que vayan, nosotros se lo permitimos, porque para eso nos organizamos como ciudadanos”, dijo después de que el mandatario planteó que el campamento no sea efímero y que sus líderes no duerman en hoteles.
Mendoza cuestionó que el Presidente diga que hay garantías para mantener el plantón en el Centro Histórico, pues desde el sábado se instaló un cerco policial para evitar que lleguen al Zócalo.
“No sabemos si están aquí para cuidarnos o para controlarnos, ayer (sábado) hubo varios conatos de violencia, con gente muy identificada con los principios de la 4T, pero pudimos calmar los ánimos de nuestros compañeros para que no se convirtiera en un problema de violencia física.
“Porque es lo que están buscando ellos para que nos desacrediten como movimiento ciudadano, somos un movimiento que no depende de un partido ni de un sindicato, y eso es lo que no pueden controlar ellos”, dijo en entrevista.
Francisco Plancarte, integrante del Consejo Rector del Frena, criticó que por un lado el Presidente exprese que hay garantías para que el movimiento se manifieste, pero por otro se aplique un dispositivo para cercarlos.
“Dice que da la bienvenida al plantón y que ojalá no sea efímero, yo les respondería: lo que queremos es que renuncie; entonces, si renuncia mañana sería muy bueno para él y para nosotros, ese es el mensaje del Frena, que representa a millones de ciudadanos”, indicó.