Al aseverar que al secretario de Seguridad Pública Municipal, capitán José Héctor Benítez López, lo puso el gobernador Martín Orozco Sandoval, la alcaldesa Teresa Jiménez Esquivel respondió a los cuestionamientos del titular del Ejecutivo sobre la deficiencia de esta corporación policiaca y aseguró que se atienden las problemáticas y se capacita a los elementos para que rindan mejores resultados y Aguascalientes sea una ciudad segura.
Entrevistada durante la destrucción de 837 armas blancas y 50 armas de fuego incautadas a personas en la comisión de faltas administrativas, la presidenta municipal ratificó su compromiso de trabajar de la mano con cada uno de los elementos de su corporación, quienes serán supervisados para que cumplan con los objetivos o de lo contrario, separarlos y darlos de baja de la institución.
Al cuestionarla sobre la permanencia del capitán Benítez López, advirtió que ningún funcionario tiene firme su puesto, cada uno debe generar resultados y si no los ofrecen, serán revocados de su cargo. De hecho, el secretario fue un enviado del gobernador del Estado, “es gente de él, y si no da resultados, entonces el Ejecutivo deberá darse cuenta de ello”.
En pos de una mejor corporación municipal, adelantó que la próxima semana lanzará un sistema de seguridad pública, que representa una inversión de 2.7 millones de pesos, y con el que en conjunto con la Fiscalía del Estado, se accederá a más tecnología para que cuando se tenga a los detenidos se pueda consultar su historial, sus huellas digitales, fotografías y expedientes abiertos o cerrados.
Dijo que el Gobierno capitalino ha estado plenamente coordinado con la Zona Militar, la Policía Federal y la Policía Estatal, y se mantendrá una revisión más precisa de los elementos policiacos; “también se entiende que si en la Policía Estatal hubo limpia de sus elementos, lo mismo se hace en la Municipal”.
“Estamos trabajando muy de cerca con la corporación, acudo al C4, esta administración quiere que la policía trabaje con honestidad y con lealtad y cercanía a la población. Aquellos policías que no actúen conforme a la ley serán sancionados. Los dos últimos que fueron dados de baja fueron aquellos que ordeñaban las patrullas”, recalcó.
Es evidente que todos los integrantes de la corporación deben trabajar honestamente, cercanos a la ciudadanía y acatando las órdenes de la autoridad capitalina, acompañados de todo el apoyo y respaldo de la Presidencia Municipal. De hecho, el número de detenciones a delincuentes ha incrementado un 20% en lo que va del año.