Frida Andrade
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Ante empresarios, el Embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, cuestionó ayer si el tráfico de armas es un problemática de México, Estados Unidos o de ambas sociedades.
«El tráfico de armas, de dónde vienen esas armas que matan a tantas personas en Estados Unidos y acá en México, ¿es problema nada más de México, nada más de Estados Unidos o es problema de nuestras sociedades?», dijo en la primera Convención Binacional entre México y Estados Unidos, organizada por The American Society of Mexico.
El pasado 30 de agosto, el Canciller Marcelo Ebrard cuestionó en una reunión con senadores las acciones de Estados Unidos para reducir el tráfico de armas, luego de la implementación del Entendimiento Bicentenario, plan en el que participan las instancias de seguridad de ambos países, coordinados por las áreas diplomáticas.
«El otro día decía el Embajador de Estados Unidos: ‘es tiempo de resultados en seguridad’. La pregunta que yo le haría, y le voy a hacer al señor Embajador ahora que nos veamos, es: ‘¿cuánto ha reducido Estados Unidos el tráfico ilegal de armas? Porque eso está en tu programa, mano, programa que los dos hicimos juntos'», dijo.
Mientras que la semana pasada, la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, en su participación en la Tercera Cumbre de Jefes de Policía de la ONU (UNCOPS), refirió que la inseguridad en el País tiene varios orígenes como el tráfico de armas que se fabrican en otros países.
Y en esa ocasión Rodríguez afirmó que las armas no son fabricadas por México.
«La prosperidad y la seguridad de un pueblo son uno, no puede haber prosperidad si no hay seguridad», expuso ayer Salazar.
«Si las empresas y sus empleados no están seguros en llegar en el trabajo o en el trabajo, no va a haber prosperidad».
Al terminar su participación, el diplomático agregó que la seguridad es responsabilidad de todos: de ambos Gobiernos, de los municipios y del sector privado.
Sin embargo, reiteró que la relación entre México y Estados Unidos es fuerte y aseguró que va por «buen camino».
Salazar aseveró además que el futuro económico, social y democrático está en América y no en China, al considerar que la nación asiática trata de diferente manera las libertades y los derechos civiles.
«Sabemos que el futuro de nuestras naciones está acá, no está con China que tiene una diferente vista de las libertades, la democracia, de la función del Gobierno, del papel tan importantísimo de las mujeres, de los derechos civiles.
«Entonces les propongo que el futuro de la democracia y la unidad está aquí en este continente», resaltó.
Respecto al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) comentó que es un marco legal que se debe cuidar.
«Afortunadamente tenemos un marco legal, durable y que se tiene que cuidar y eso es el T-MEC, entonces cada uno tenemos que apoyar ese marco, es nuevo, hay cosas que estamos aprendiendo como los capítulos laborales y otros», manifestó.