Tras el reclamo realizado en días pasado de parte del Observatorio de Violencia Social y de Género de Aguascalientes para que sea retomada la indagatoria para dar con el paradero de las personas privadas de su libertad, en el conocido caso “Maverick”, el fiscal Jesús Figueroa Ortega aseguró que el caso no está cerrado. Dijo que, al contrario, están a la espera de que familiares de las víctimas puedan aportar información oportuna que conduzca a nuevas líneas de investigación.
Al cumplirse recientemente 14 años de la desaparición forzada de ocho personas, registrado en un centro nocturno que estaba ubicado sobre primer anillo, Figueroa Ortega reconoció que existen elementos que han dificultado el esclarecimiento de los hechos y localización de las víctimas, como son el tiempo transcurrido, la eliminación de pruebas físicas del lugar así como la dificultad para localizar a personas que pudieran aportar información adicional.
Figueroa Ortega precisó que se está constantemente revalorando la averiguación, en la espera de conocer detalles adicionales, que permitan tener una idea de dónde se encuentran las personas no localizadas y en su defecto los presuntos responsables. Agregó que la Fiscalía trabajará para esclarecer lo sucedido, por lo que mantienen la esperanza de que la averiguación pudiera dar un giro total, y conocer por fin las causas de lo sucedido en 2007.

“Yo estoy revalorando esa carpeta de averiguación para ver qué más podemos hacer. Ya teniendo algo concreto buscaré a las personas que se manifestaron recientemente. Hay interés por conocer dónde están estas personas…” Jesús Figueroa Ortega, FGE