Hasta en un 80% han caído las ventas de los comercios en el centro de la ciudad, afirmó el presidente de ACOCEN, Alfonso Linares Medina quien destacó que justo en esta semana que inicia comenzará la dispersión de recursos por parte del Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Desarrollo Económico, lo cual vendrá a dar un respiro a los establecimientos que se han visto severamente afectados por la contingencia del COVID-19.

“Tenemos la necesidad de abrir nuestros negocios porque tenemos gastos de rentas, pago de nóminas, entre otros compromisos y nos urge subir nuevamente nuestras cortinas. Los apoyos de Gobierno del Estado vienen a ayudar un poco, pero nosotros necesitamos reaperturar con seguridad. Tenemos que integrarnos al Plan Nacional de manera segura de la actividad económica, no podemos aperturar ni antes ni después”.