Staff
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.- Con Tesla realizando una ola de despidos a nivel mundial tras la caída de sus ventas y ganancias, la Administración del Presidente Joe Biden se alista a cuadruplicar los aranceles a los autos eléctricos chinos, principal rival de la armadora de Elon Musk, reveló ayer The Wall Street Journal (WSJ).
El periódico neoyorquino indicó que los mayores aranceles, que se anunciarían el martes, alcanzarán a múltiples productos chinos que se utilizan para energías limpias, como baterías, artículos para generar electricidad solar y minerales.
El anuncio se concretaría luego de una esperada reevaluación de las tarifas de la última guerra comercial con China, cuando el entonces Presidente Donald Trump impuso aranceles a productos chinos por unos 300 mil millones de dólares.
El WSJ señaló que en la medida influyó la reñida campaña de reelección de Biden ante Trump, en la que se disputan estados industriales amenazados por la competencia de China.
De acuerdo con las fuentes del diario, los funcionarios esperan que la tasa arancelaria a los vehículos eléctricos de China suban del 25 por ciento al 100 por ciento.