Rafael Oliver López López 
Agencia Reforma

Al dar el banderazo de salida a la revocación de mandato, Lorenzo Córdova, presidente del INE, urgió a actores políticos a respetar la consulta y a no intervenir en la decisión de los ciudadanos.

«Desde el INE hago un llamado a los actores políticos, tanto a quienes han promovido la revocación de mandato como a quienes no querían que se llevara a cabo este ejercicio.

«A todas y a todos les pido que respeten las leyes, que no intervengan indebidamente en la decisión de la ciudadanía de ejercer o no un derecho constitucional y mucho menos de ejercerlo libremente», expresó.

Esta mañana, en punto de las 7:00 horas, el INE dio el banderazo de la salida a la consulta con una ceremonia cívica donde se rindieron honores a la bandera.

«Después de un intenso trabajo organizativo hemos llegado al momento de la ciudadanía. Hoy por primera vez en nuestra historia las ciudadanas y ciudadanos podrán emitir una opinión para decidir sobre interrumpir el mandato de un Presidente constitucional en caso de que le hayan perdido la confianza. O bien podrán emitir su opinión favorable para que termine en 2024 el encargo para el cual fue electo por la mayoría dela población en julio de 2018», mencionó.

El árbitro electoral instaló este domingo 57 mil 517 casillas a lo largo del País.

Para que el resultado de la consulta de revocación de mandato sea vinculante y el Tribunal Electoral le pueda decir al Presidente Andrés Manuel López Obrador que los mexicanos quieren que siga al frente de la Presidencia, necesita 37 millones 129 mil 286 votos.

De no alcanzar esa cifra, en sufragios a favor o en contra, el ejercicio no tendrá ningún efecto.

La apuesta del Mandatario y su partido, Morena, es superar los 30 millones de votos que consiguió en la elección presidencial de 2018, y que otros 10 millones de ciudadanos opositores voten porque abandone el puesto por pérdida de confianza.

En caso de que acudan a las urnas, ese 40 por ciento de la lista y más de la mitad vote porque deje la Presidencia, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez, quedaría como Presidente interino y el Congreso tendría 30 días para elegir a quien concluya el sexenio.

Si el 50 por ciento más uno de esos 37 millones favorece a López Obrador, el Tribunal Electoral calificará la elección y emitirá una declaratoria en la que se establecerá que los mexicanos quieren que continúe en la Presidencia hasta el 30 de septiembre del 2024. Si no vota el 40 por ciento de electores, es como si no hubiera pasada nada.

¡Participa con tu opinión!