En el marco del Día del Trabajo y en una reunión con los dirigentes de las distintas centrales obreras en la entidad, el gobernador Martín Orozco Sandoval hizo un reconocimiento a la clase trabajadora que siempre ha sido solidaria con la parte patronal como ahora que se atraviesa por una crisis derivada de la pandemia sanitaria.

Expresó que si bien los sindicatos han asumido una actitud responsable en este tiempo difícil en materia sanitaria y que ha arrastrado a lo económico, pues empresas de todo tamaño han sido golpeadas, los trabajadores que no tienen representación sindical también han sido afectados al suspenderse la actividad en la cadena productiva estatal.

Ante la afectación que ya se vive, el Gobierno Estatal ha ofrecido su respaldo para que se pueda hacer un frente común que permita la reactivación de la economía y se permita atender las demandas de los trabajadores, pero sobre todo, que los derechos laborales conquistados continúen por lo menos en el mismo nivel.

En esta reunión con los líderes sindicales se habló del contexto nacional que se vive y que es de incertidumbre económica, ante lo cual el Gobierno Estatal reconoce y respalda la voluntad del sector laboral por reactivar la economía, siempre en condiciones sanitarias que protejan la salud y el bienestar de las y los obreros.

También quienes son productivos desde el sector informal, son reconocidos como parte de la cadena que sostiene la economía estatal, por ello es que esta administración continuará dando su respaldo a todas las actividades a fin de que éstas tengan garantía de supervivencia.

En su intervención, la secretaria general de Gobierno, Siomar Estrada Cruz, refrendó el compromiso de las autoridades para escuchar y atender las necesidades laborales de los trabajadores, a fin de que se pueda tener una clase obrera fortalecida aun en periodos de crisis económica como la que se vive ahora ante la contingencia sanitaria.

Por su parte, los líderes sindicales coincidieron en refrendar su disposición para escuchar las demandas de sus representadas y hacerlas saber a la parte patronal y a la autoridad estatal, pues se trata de mantener activa y productiva la economía del estado.