La determinación de imponer de nuevo medidas restrictivas para actividades comerciales y sociales, es otro duro golpe a la economía de los negocios de todos los giros y tamaños, y el sector empresarial pide “piso parejo” y que esto también aplique para quienes trabajan en la vía pública, calles y andadores, pues mientras los formales han invertido en capacitación e implementos de sanitización, otros no se han ocupado de ello.
En esto coincidieron los presidentes de la Canaco y Consejo Coordinador Empresarial, Humberto Martínez Guerra y Raúl González Alonso, quienes expresaron que avalan las disposiciones del Gobierno Estatal a pesar que estos días en que se desarrollaba el Buen Fin, sería la oportunidad para la recuperación del comercio y reactivar en algo la economía, pero la medida ha acabado con esa esperanza, al menos la que se tenía para estos días.
Sin embargo, se entiende, “y nos preocupamos, por saber que médicos, enfermeras y el personal de salud al frente de la atención de personas con COVID-19 están rebasados”.
El presidente de la Canaco resaltó que “son medidas dolorosas, pero lo único que pedimos es que sean parejas, piso parejo para todos”, pues la mayoría de los comerciantes formales han tratado de hacer las cosas bien, pero muchos de los informales, no han aplicado medidas sanitarias, además, en las calles, tianguis y andadores del Centro es donde ha habido mucha concentración de personas y se convierten en punto rojo.
La situación es que con la cancelación del Buen Fin, obligará al cierre de los comercios con productos no esenciales, y no habrá recuperación de su economía, al menos para el 80% de los comercios que no se han incorporado todavía a las ventas a través de plataformas digitales, expuso Martínez Guerra.
Reflejo de una sociedad irresponsable
Por su parte, el presidente de la Coparmex resaltó que la determinación de dar un paso atrás en la actividad económica y social, es el reflejo de una sociedad “con alto sentido de irresponsabilidad, y por eso es que se han tomado medidas más drásticas, porque la situación es compleja”.
Refirió que de voz de la autoridad estatal, se tiene conocimiento que infraestructura de salud la hay, pero no disponibilidad de personal para atender esta pandemia, máxime porque han transcurrido los meses y el sector médico ya presenta agotamiento crónico por estar sometidos a una dinámica tan demandante.
“Es tiempo de entender y cumplir estrictamente las medidas sanitarias, pues ignorarlas y relajar la atención a los protocolos, es lo que ha provocado que ahora se enfrente esta situación en todo el estado”.