Érika Hernández 
Agencia Reforma

CDMX.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el muro que se colocó frente a Palacio Nacional ayudó a detener la provocación durante las protestas por el Día Internacional de la Mujer y que no se cayó en la “trampa” de la violencia.

“Afortunadamente se pudo evadir el acoso, no se cayó en la trampa de la violencia, el día de ayer, y se resistió frente a la provocación. Quiero agradecer mucho a los encargados de la seguridad de la Ciudad, especialmente a las mujeres policías que resistieron estoicamente a agresiones y que no cayeron en la provocación, que se puede decir que fueron agredidas y no se agredió a manifestantes.

“Celebro que haya ayudado el muro, porque fue evidente que querían vandalizar el Palacio Nacional. Si no se pone el muro, se hubiese puesto en riesgo a mucha gente, tanto a las que protestaron, y protestaron hombres también, como siempre, infiltrados, provocadores, y si se hubiesen puesto frente a frente con los policías, hubiese habido muchos riesgos, afortunadamente el muro ayudó a detener la provocación”, señaló en conferencia.