Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El juez Juan Pablo Gómez Fierro resistió la presión y ayer suspendió, por tiempo indefinido, la reforma legal que da preferencia a la CFE sobre las empresas privadas.
Gómez Fierro, juez Segundo Especializado en Competencia Económica, concedió las primeras dos suspensiones definitivas que paralizan los efectos y consecuencias de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), ordenada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.
La suspensiones tienen efectos generales y estarán vigentes durante todo el tiempo que tome el trámite de los juicios de amparo, en los que el Poder Judicial resolverá si la reforma es constitucional.
El Ejecutivo y el Congreso tienen 10 días para impugnar las suspensiones definitivas ante un tribunal colegiado de circuito, que tomará varias semanas para resolver. Estos recursos podrían ser atraídos por la Suprema Corte de Justicia si considera que son de relevancia jurídica excepcional.