Roberto Pérez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-A pesar de que mantiene un despliegue de casi 3 mil 300 elementos para la vigilancia de los ductos, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no ha logrado reducir la ordeña ilegal de combustible en los últimos cuatro meses.

De acuerdo con el informe presentado este martes en Palacio Nacional, el promedio de robo de hidrocarburos sigue rondando los 5 mil 600 barriles diarios.

En enero de este año, la extracción clandestina de combustibles era de 5 mil 100 barriles diarios, pero se elevó hasta 7 mil 500 en el mes de abril.

«En las noches había foquitos con gentes con foquitos indicando de que se vendía huachicol, bueno, de llegó al extremo que en el aeropuerto que estaba construyendo en Texcoco, todo el combustible que utilizaban era huachicol».