Staff
Agencia Reforma

REYNOSA, Tamaulipas 17-Feb.- El recrudecimiento de la violencia del crimen organizado en esta frontera dejó la madrugada de ayer al menos seis muertos tras enfrentamientos entre pistoleros de un jefe del Cártel del Golfo (CDG) y elementos de la Marina.
Fuentes aseguraron que las balaceras, que se dieron entre las 2:30 y 6:00 horas, fueron en reacción a un nuevo operativo que marinos y militares desplegaron para capturar al cabecilla Juan Manuel Loza Salinas, “El Comandante Toro”.
Según un comunicado del Grupo de Coordinación Tamaulipas -que aglutina las fuerzas de seguridad en el Estado-, cinco presuntos delincuentes y un taxista supuestamente ajeno a los hechos fallecieron ayer en dos agresiones contra marinos.
Fuentes señalaron que los muertos llegarían a ocho, ya que dos cuerpos habrían sido recuperados por los pistoleros.
Sin dar más detalles, un informante identificó a uno de los abatidos como “El Ari” o “El M35”, cercano a “El Comandante Toro”.
Éste último, que ha evadido operativos en por lo menos seis ocasiones desde hace más de un año, reapareció el pasado martes al dejar amarrados y colgados con vida a dos hombres con un narcomensaje.
Al día siguiente un operativo para ubicar a Loza Salinas desató enfrentamientos que dejaron tres pistoleros muertos.
Ayer por la tarde, luego de los enfrentamientos unos 500 taxistas bloquearon el Palacio Municipal y la PGR.
Además, dos patrullas de Fuerza Tamaulipas fueron atacadas a las 17:00 horas, cuando trasladaban reos, sin reportarse heridos o detenidos.